Cómo usar

Pasa el jabón para cupcakes con agua tibia para quitar el revestimiento. Luego frote y frote el jabón con una esponja vegetal o entre las manos mojadas, creando una espuma rica y cremosa. Use la espuma de la cabeza a los pies y enjuague con agua tibia para una piel limpia y reluciente que valga la pena.